Calle Sara,
Clínica Nuclear

Botox: Toxina Botulinica

Este tratamiento consiste en realizar en el músculo facial microinyecciones de Toxina Botulínica, una proteína natural purificada que tiene propiedades que ayudan a relajar el músculo. De esta manera, se consigue atenuar las arrugas y marcas de expresión de la zona tratada.
Aunque las zonas más comunes donde se aplica esta técnica son la frente y el contorno de ojos, también se usa para tratar el exceso de sudoración en manos y axilas.
Al ser un tratamiento mínimamente invasivo, no requiere prueba de alergia ni anestesia. Los efectos, visibles en tres o cuatro días, duran seis meses aproximadamente.