Calle Sara,
Clínica Nuclear

Lifting de Muslos

El lifting de muslos o lifting crural es una técnica quirúrgica que permite eliminar el exceso de piel, el descolgamiento y las arrugas situadas en la parte superior e interna de ambos muslos.
Dirigido especialmente a aquéllas personas que han sufrido una pérdida de peso, que no gozan de una buena calidad de la piel o que tienen una predisposición genética, esta intervención puede combinarse con una lipoescultura en el caso que los muslos se junten por un exceso de grasa acumulada. Deben prestar especial atención aquéllas personas que tengan previsto perder peso; en este caso es mejor posponer la operación.
El lifting crural es una intervención que dura entre dos y tres horas y requiere, además de anestesia general o peridural, el ingreso hospitalario de la primera noche. Durante las primeras 48 horas después de la operación, la paciente debe guardar reposo, aunque a partir del tercer día ya podrá incorporarse y empezar a caminar. Aun así, no es recomendable andar en exceso pasada una semana.
Para aliviar la pesadez y disminuir la hinchazón, puede realizarse un drenaje linfático, aunque sólo deberá iniciarlo cuando el cirujano se lo indique. Será a partir de la quinta semana cuando se podrá reiniciar la actividad física, aunque sin forzar la zona.
Debe tenerse en cuenta que en personas con la piel muy laxa y que jamás han realizado ejercicio físico, es posible que, con los años, la piel aparezca de nuevo algo flácida. Sin embargo, nunca se llega a la situación anterior a la operación.