Calle Sara,
Clínica Nuclear

Abdominoplastia o Cirugía del Abdomen

 
La cirugía del abdomen o abdominoplastia es la técnica quirúrgica que se usa para eliminar el exceso de piel y grasa del abdomen y mejorar, así, la silueta y cintura. Este tipo de intervención, que también sirve para estirar los músculos de la pared abdominal, está especialmente dirigida a hombres y mujeres que tienen un cúmulo de grasa en esta zona que no responde ni a una dieta hipocalórica ni al ejercicio físico.
 
Las mujeres que, después de múltiples embarazos tienen los músculos del abdomen distendidos son, sin duda también, muy buenas candidatas para esta cirugía. Deben prestar especial atención aquellas personas que tengan previsto perder mucho peso y, también, por el contrario, aquellas mujeres que deseen quedarse embarazadas de nuevo. En estos casos es mejor que se posponga la operación.
 
Para esta intervención se requiere anestesia epidural y sólo en algunos casos muy concretos, cuando se realiza una abdominoplastia parcial, se realiza con anestesia local. La duración oscila entre 2 y 5 horas y requiere una noche de ingreso (en el caso de la abdominoplastia parcial el tiempo se reduce considerablemente -de 1 a 2 horas - y puede realizarse de manera ambulatoria sin ingreso). Las cicatrices, que se sitúan de forma estratégica en el pubis para que puedan ser tapadas por una braguita o tanga, se vuelven imperceptibles a lo largo del primer año.
 
Con el objetivo de conseguir una rápida recuperación, el paciente deberá andar mucho. Los puntos se retirarán unos 10 o 15 días después de la cirugía y será en este momento cuando el paciente ya pueda incorporarse a de nuevo a su actividad laboral. Es importante que, aunque los resultados de la abdominoplastia perduren en el tiempo, el paciente siga una dieta equilibrada y practique ejercicio físico con regularidad.